Está aquí: InicioInstalaciónInstalación de Sistemas de extinción automática. Campanas de cocinas

Sistemas de extinción automática. Campanas de cocinas

Sistemas de extinción automática. Campanas de cocinas

Sistema de extinción automático con activación mediante sprinklers para campanas de cocinas industriales, de acuerdo a la normativa de extinción sección SI 4 (Detección, control y extinción del incendio).

El sistema consta de un recipiente inoxidable y una tubería canalizadora ambas permanentemente presurizadas para poder dar una respuesta instantánea en caso de fuego. El sistema, adicionalmente, va equipado con un manómetro para verificar el estado de presurización. El sistema es autónomo, sin necesidad de fluido eléctrico para su funcionamiento y quedando activado las 24h del día, con o sin personal ya que muchos los incendios son producidos con el local vacío a causa de brasas mal apagadas, freidoras que quedan conectadas, etc.

El sistema funciona de la siguiente manera:

  • El agente extintor se libera cuando el fusible térmico alcanza una temperatura de 93ºC. El componente acuoso permite una extinción rápida y una inmediata refrigeración de la zona, mientras que el espumógeno crea una capa uniforme que evita la reactivación del fuego.
  • Los componentes del sistema son totalmente inocuos en presencia humana y su contaminación medioambiental es nula por utilizarse como materias primas nitrógeno, agua y espuma biodegradable. Es de tamaño muy reducido y de bajo coste, requiere una instalación muy simple, en comparación con otros productos que utilizan agua nebulizada o gases, por ejemplo.
  • Su mantenimiento anual después de su instalación es muy sencillo, requiere el mismo tratamiento que un extintor convencional a diferencia de otros sistemas que incluyen central de detección o dispositivos electrónicos.
  • Al ser la presión de trabajo tan baja (entre 11 y 15 bares, dependiendo de las dimensiones de la tubería), se reduce el riesgo en su manipulación y también notablemente la posibilidad de que haya fugas; ha sido ideado de modo que una vez instalado no interfiera en el trabajo diario de la cocina.
  • El residuo que queda en caso de disparo (agua + espuma) no es corrosivo y de fácil limpieza, permitiendo que la cocina quede nuevamente operativa en pocos minutos.