Está aquí: InicioInstalaciónInstalación de Sistemas fijos de Extinción automática. Rociadores automáticos

Instalación de Sistemas fijos de Extinción automática. Rociadores automáticos de agua (Sprinkler)

Instalación de Sistemas fijos de Extinción automática. Rociadores automáticos de agua (Sprinkler)

Se denominan así a los sistemas que utilizando el agua como agente extintor, no pueden ser desplazados del lugar en que se encuentran situados, salvo que se les deje fuera de servicio.

Este tipo de instalaciones están consideradas como muy eficaces pese a sus limitaciones.

Los rociadores automáticos de agua o sprinklers, son válvulas especiales para distribuir el agua en forma de lluvia. Su apertura es individual y se produce al alcanzar cada rociador una temperatura determinada.

Su característica más interesante es la de aunar los puntos de rociador de agua con puntos de detección termostática, con lo que sólo se abren y actúan los precisos y en los lugares donde está el riesgo, obteniéndose un control y una extinción del fuego más perfecto, junto a una disminución de las pérdidas por agua. Al mismo tiempo facilitan el acceso al área incendiada, ya que refrigeran los humos y limpian la atmósfera, no perturbando la visibilidad.

Para diseñar una instalación de rociadores es preciso clasificar antes el riesgo del local a proteger, existen 3 clases de riesgo, Riesgo Ligero RL, Riesgo Ordinario RO y Riesgo Extra RE, a su vez existe el Riesgo Extra de Proceso REP y el Riesgo Extra de Almacenamiento REA.

Otros factores necesarios para el cálculo de la instalación son la propia configuración de la instalación y su forma geométrica.

El caudal necesario en función del tipo de riesgo particular de la instalación y la presión necesaria se determina a partir de las pérdidas de carga y la presión de funcionamiento necesaria para cada tipo de rociador, por lo que se hace necesario el estudio particular de cada instalación concreta.